Llorar=Vida

” No llores más”

“No llores, esto también pasará”

“Llorar no va a solucionar tus problemas”

“El tiempo lo cura todo, venga no llores”

” Deja ya de llorar”

Cuántas veces hemos oído incluso dicho estas frases. Cuántas veces hemos aguantado las ganas de llorar, porque no era el momento o para que no nos viera nadie.

AL NACER LLORAMOS y si un recién nacido NO llora todos se preocupan y se encienden las alarmas. Llorar es igual a Vida.

Llorar es una manera de expresar cómo nos sentimos: tristes, alegres, nostálgicos… Expresar un montón de emociones que están dentro de nosotros y necesitan salir al exterior.

Además al llorar eliminamos oxitocina, noradrenalina y adrenalina. Estos elementos tienen para el cuerpo el mismo efecto que un analgésico. Y los expertos indican que disminuye la angustia y favorece la relajación. ¿Has sentido alguna vez después de llorar que estás como más liviano?

¿Eres de las personas que no quieren que te vean llorar y te contienes? Es una elección. Te invitamos a que busques un espacio y un momento para dejar salir esas emociones.

¿Te molesta ver o escuchar a alguien a tu lado llorar? Empatiza con esa persona. El mejor consuelo en ese momento es preguntar: ¿qué necesitas? Déjale que exprese y saque su emoción no lo intentes parar.

¿No te es fácil sacar las lágrimas? Escucha tu cuerpo. Relájate y tómate un momento para describir o imaginar esa emoción. Ponte música o una “peli” de esas que te evoquen llorar. No te agobies si aún así no lo consigues, sigue insistiendo: lo lograrás.

No es más fuerte el que menos llora. Ni más cobarde el que lo hace.

Las emociones y el cuerpo nos hablan. No dejes de escucharles.

 

Y si quiere acompañamiento para escuchar y aprender a gestionar tus emociones recuerda que estamos para ello. Pincha Aquí para más información

Sintoniza – te

Hay noches revueltas y mañanas que se ponen en acorde con ellas.

Te levantas con un vaivén de emociones que no sabes ni a cuál atender. Más el cansancio de una noche en vela.

Gestiona tus emociones. ¿Cómo carajo se hace eso si no sé ni cuáles tengo?

Imagina que todas esas emociones son como una radio de esas antigüas sin cd´s ni casette. Solo un par de botones.

¿Como funciona una radio?

Encender: Párate un momento, te invito a cerrar los ojos, respira profundo hinchando bien tus pulmones y dejando salir el aire muy despacio por tu boca entreabierta. 

Escucha: Escucha lo que ocurre dentro de tu cuerpo. Haz mentalmente una revisión de cada parte de él y escucha lo que pasa en cada una de ellas. Desde la planta de los pies hasta lo más alto de tu cabeza.

¿Has conseguido escuchar algo? Observa que volumen tiene aquello que oyes, mira en qué frecuencia está. Ponle un número de frecuencia. 

Frecuencia: Ahora es el momento de decidir. De quedarte en la frecuencia que estás o utilizar la ruedecita para cambiarla. Imagina o visualiza que a mayor frecuencia más te gusta lo que escuchas y a menor frecuencia es un poco menos gustoso. Busca por todo el dial esa frecuencia en la que decidas estar. Gira a la derecha o a la izquierda, lo importante es encontrar aquello que te haga sentir cómo elijas.

Volumen: ¿ya encontraste la frecuencia ideal para este momento? Pues ahora mira la rueda del volumen. ¿Está a tu gusto? También puedes modificarlo, más volumen, menos volumen. Busca el más adecuado para ti ahora. Si lo quieres puedes subirlo en un momento y volver a bajarlo después. Quédate con la intensidad mejor para ti, ahora.

¡¡¡Recuerda!!!

  • que también puedes apagar y volver a encender en el momento que te apetezca
  • que siempre puedes cambiar de una frecuencia o a otra. Subir o bajar el volumen. Encuentra tu frecuencia ideal para este momento.

Siempre puedes volver a SINTONIZAr – TE.

¡ Qué aburrimiento !

Y no a nivel profesional, que lo oigo continuamente y trago saliva y re-educo.

Me aburre cuando lo oigo en boca de mis amigas y amigos.

“Yo estoy aquí para darte placer”. ” Solo quiero que te quedes satisfechx”. “Te voy a hacer sentir el mayor placer que hayas sentido nunca”  y podría estar horas horas y post post mencionando frases tipo  éstas de arriba.

SEÑOOOORESSSSS, SEÑOOOORAAAASSSS

Que el Placer es mío. Que sólo me corresponde a mí y sólo a mí decidir si voy a disfrutar. Que yo decido si me quedo satisfechx o insatisfechx. Qué es mi, y sólo MI RESPONSABILIDAD tener un orgasmo. 

Que el tiempo  que dura la relación en la que nos encontramos para tener sexo, es mío también. Y que si lo comparto contigo es debido a que negociamos cuando empieza y cuando termina. Que no depende de si hay un orgasmo, una eyaculación o sólo de tu decisión de terminar.

Que ese tiempo es de cada uno y así lo compartimos. 

Que el placer es mío y el tuyo es tuyo y así lo compartimos.

Que dejes de decidir por ti mismo o misma cual es el momento ideal para empezar o terminar. 

Que dejes de decidir por ti y por mí.

Que TOMO LAS RIENDAS DE MI PLACER Y MI TIEMPO y decido como invertirlo, y compartirlo, si quiero..

Que el Tiempo y el Placer son míos