Escucha tu cuerpo

Para canalizar  tus emociones, Escucha tu cuerpo.

Y me he preguntado miles de veces  ¿cómo? ¿Qué tiene que ver mi cuerpo con lo que siento? Pues bien, el gran descubrimiento es que cuando respiras, eres capaz de centrarte SOLO en lo que sientes, y fijas tu atención en tu cuerpo, descubres que hay algo en él que se mueve.

Cuando te sientes “enamorado”, quien no ha sentido las llamadas “mariposas en el estómago”

Cuando sientes miedo o ansiedad, parece que el estomago se encoge..

Cuando se trata de excitación, los bellos se erizan o la  piel se pone de “gallina”

El sentir es maravilloso, pero cuando se es capaz de controlar, canalizar, esas emociones es increíble. Y el cuerpo es una gran ayuda para hacerlo.

Yo misma he experimentado tristeza, al  despedirme de alguien, y mi estomago se encogió y mis ojos se llenaron de lágrimas,  en el momento que fuí consciente de esa emoción y de que ese nudo se aparecía fui capaz de controlar, de distinguir que el problema no era mío, y esa tristeza fue transformada en tranquilidad, en seguridad de que lo que estaba haciendo era lo correcto. De repente el nudo en el estómago se convirtió en una bella sonrisa en mi rostro.

¿Cómo? Sintiendo, concentrándote solo en ti y sobre todo, escuchando a TU CUERPO, porque éste es el espejo de tu emoción. Una vez que eres consciente de que esa emoción está en ti y no eres tú, que tu la has traído a ti por un pensamiento, por algo que te estás diciendo, piensa en como estarías si te dijeras otras cosas.

Si tienes cualquier duda sobre este post o cualquier otra consulta no dudes en escribirnos a info@patriciabaezacoach.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *