Llorar=Vida

” No llores más”

“No llores, esto también pasará”

“Llorar no va a solucionar tus problemas”

“El tiempo lo cura todo, venga no llores”

” Deja ya de llorar”

Cuántas veces hemos oído incluso dicho estas frases. Cuántas veces hemos aguantado las ganas de llorar, porque no era el momento o para que no nos viera nadie.

AL NACER LLORAMOS y si un recién nacido NO llora todos se preocupan y se encienden las alarmas. Llorar es igual a Vida.

Llorar es una manera de expresar cómo nos sentimos: tristes, alegres, nostálgicos… Expresar un montón de emociones que están dentro de nosotros y necesitan salir al exterior.

Además al llorar eliminamos oxitocina, noradrenalina y adrenalina. Estos elementos tienen para el cuerpo el mismo efecto que un analgésico. Y los expertos indican que disminuye la angustia y favorece la relajación. ¿Has sentido alguna vez después de llorar que estás como más liviano?

¿Eres de las personas que no quieren que te vean llorar y te contienes? Es una elección. Te invitamos a que busques un espacio y un momento para dejar salir esas emociones.

¿Te molesta ver o escuchar a alguien a tu lado llorar? Empatiza con esa persona. El mejor consuelo en ese momento es preguntar: ¿qué necesitas? Déjale que exprese y saque su emoción no lo intentes parar.

¿No te es fácil sacar las lágrimas? Escucha tu cuerpo. Relájate y tómate un momento para describir o imaginar esa emoción. Ponte música o una “peli” de esas que te evoquen llorar. No te agobies si aún así no lo consigues, sigue insistiendo: lo lograrás.

No es más fuerte el que menos llora. Ni más cobarde el que lo hace.

Las emociones y el cuerpo nos hablan. No dejes de escucharles.

 

Y si quiere acompañamiento para escuchar y aprender a gestionar tus emociones recuerda que estamos para ello. Pincha Aquí para más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *