Guarda tus pensamientos

¿ Te ocurre a veces que los pensamientos no dejan de pasearse alegremente por tu cabeza? ¿Te vas a dormir y parece que se congregan todos en tu mente en ese momento para desviarte de tu intención de descansar o de otras cosas?
No te enfades. No te dejes llevar por «joder quiero dormir» o «para ya cabecita».
Agradece cada uno de tus pensamientos porque son un regalo para ti. Son cosas que tienes que gestionar aún.
Guárdalos en cajas:
Caja de pensamientos no urgentes
Caja de pensamientos para el lunes
Caja de pensamientos «no hacer nada con ellos», (de momento)
Caja de pensamientos para cambiar
Puedes poner todas las cajas que quieras…
Inventa una con el nombre » Caja de pensamiento AQUÍ Y AHORA.
Ábrela y respira el aire que sale de ella. Mira,escucha, huele, siente, saborea el momento.
Para las demás cajas elige otro momento, ESTE ES AQUÍ Y AHORA!

Sintoniza – te

Hay noches revueltas y mañanas que se ponen en acorde con ellas.

Te levantas con un vaivén de emociones que no sabes ni a cuál atender. Más el cansancio de una noche en vela.

Gestiona tus emociones. ¿Cómo carajo se hace eso si no sé ni cuáles tengo?

Imagina que todas esas emociones son como una radio de esas antigüas sin cd´s ni casette. Solo un par de botones.

¿Como funciona una radio?

Encender: Párate un momento, te invito a cerrar los ojos, respira profundo hinchando bien tus pulmones y dejando salir el aire muy despacio por tu boca entreabierta. 

Escucha: Escucha lo que ocurre dentro de tu cuerpo. Haz mentalmente una revisión de cada parte de él y escucha lo que pasa en cada una de ellas. Desde la planta de los pies hasta lo más alto de tu cabeza.

¿Has conseguido escuchar algo? Observa que volumen tiene aquello que oyes, mira en qué frecuencia está. Ponle un número de frecuencia. 

Frecuencia: Ahora es el momento de decidir. De quedarte en la frecuencia que estás o utilizar la ruedecita para cambiarla. Imagina o visualiza que a mayor frecuencia más te gusta lo que escuchas y a menor frecuencia es un poco menos gustoso. Busca por todo el dial esa frecuencia en la que decidas estar. Gira a la derecha o a la izquierda, lo importante es encontrar aquello que te haga sentir cómo elijas.

Volumen: ¿ya encontraste la frecuencia ideal para este momento? Pues ahora mira la rueda del volumen. ¿Está a tu gusto? También puedes modificarlo, más volumen, menos volumen. Busca el más adecuado para ti ahora. Si lo quieres puedes subirlo en un momento y volver a bajarlo después. Quédate con la intensidad mejor para ti, ahora.

¡¡¡Recuerda!!!

  • que también puedes apagar y volver a encender en el momento que te apetezca
  • que siempre puedes cambiar de una frecuencia o a otra. Subir o bajar el volumen. Encuentra tu frecuencia ideal para este momento.

Siempre puedes volver a SINTONIZAr – TE.

¡ Qué aburrimiento !

Y no a nivel profesional, que lo oigo continuamente y trago saliva y re-educo.

Me aburre cuando lo oigo en boca de mis amigas y amigos.

«Yo estoy aquí para darte placer». » Solo quiero que te quedes satisfechx». «Te voy a hacer sentir el mayor placer que hayas sentido nunca»  y podría estar horas horas y post post mencionando frases tipo  éstas de arriba.

SEÑOOOORESSSSS, SEÑOOOORAAAASSSS

Que el Placer es mío. Que sólo me corresponde a mí y sólo a mí decidir si voy a disfrutar. Que yo decido si me quedo satisfechx o insatisfechx. Qué es mi, y sólo MI RESPONSABILIDAD tener un orgasmo. 

Que el tiempo  que dura la relación en la que nos encontramos para tener sexo, es mío también. Y que si lo comparto contigo es debido a que negociamos cuando empieza y cuando termina. Que no depende de si hay un orgasmo, una eyaculación o sólo de tu decisión de terminar.

Que ese tiempo es de cada uno y así lo compartimos. 

Que el placer es mío y el tuyo es tuyo y así lo compartimos.

Que dejes de decidir por ti mismo o misma cual es el momento ideal para empezar o terminar. 

Que dejes de decidir por ti y por mí.

Que TOMO LAS RIENDAS DE MI PLACER Y MI TIEMPO y decido como invertirlo, y compartirlo, si quiero..

Que el Tiempo y el Placer son míos

Mira, siente, juega…como una niña/o

¿Qué hay más lindo que la ternura de una niña o niño?
¿Qué hay más sincero que su espontaneidad?
¿Y qué me dices de esa facilidad para cambiar de emoción a emoción?

Tengo una GRAN NOTICIA
Ese niño y niña que fuiste sigue dentro de tí.
Esas emociones, esa ternura, esa generosidad están en tí
Da igual la edad que tengas ni lo que hayas madurado a lo largo de tu vida.
ESA NIÑA, ESE NIÑO sigue dentro de tí. Sólo es cuestión de deajrlo salir, de coger de él, de ella todo lo bueno que tiene para ti para vivir este momento.
Cuando crecemos pensamos que ese niño interior muere. Y no es cierto. Sólo si tienes ganas y tiempo para él y para ella, saldrá con su mejor sonrisa, con su mejor caricia, con su mejor abrazo

Permítete disfrutar de tu niñ@ interior

  • Para aprender a disfrutar-te, querer-te y respetar-te
  • Para encontrar ese espacio y compartir desde la inocencia de tu niña y niño lo mejor de ti.

Te dejamos unas propuestas para sacar tu niñ@ interior y pasar un rato divertido jugando, sintiendo con los cinco sentidos.→ Quiero ver las propuestas ←

Deseo y Pasión

¿Qué es el deseo sexual? El deseo sexual se define como el impulso de carácter instintivo y/o psicológico que incita a la persona hacia la conducta sexual. O dicho de otra manera las ganas que tenemos de llevar a cabo una relación sexual.

Actualmente hay varios factores que afectan al apetito sexual, estos principalmente están relacionados con el estilo de vida que llevamos. Las prisas, el estrés, las preocupaciones sobre el trabajo, económicas, tareas del hogar y otras cosas que nos lo producen acaban afectándonos en el terreno sexual. Llevamos una vida muy activa y acelerada y esto nos pasa factura a la hora de tener relaciones sexuales. Por el contrario también la apatía ante determinadas situaciones puede ejercer la falta de deseo sexual.

Está comprobado que existen diferencias en la estimulación sexual entre hombres y mujeres. El hombre siente un estímulo mayor a través de la vista, sus principales estímulos son visuales, un conjunto de ropa interior sexy, una mirada seductora….La mujer vibra con los sentidos del tacto y del oído. Que mejor que unas caricias en el cuello o en la espalda y unas frases bonitas al oído para estimular y encender el deseo de una dama. Esto son generalidades. A ti, ¿ qué sentido te aumenta el desea y desata tu pasión?

Aquí unos pequeños consejos para aumentar la libido:

  • El deseo es la manifestación de la energía sexual; vive la vida con alegría y pasión. Come sano, haz ejercicio, siéntete en contacto con la naturaleza.
  • Las emociones están íntimamente ligadas con el deseo; la depresión y ansiedad son malos amigos de una buena vida sexual. Comunica tus sentimientos de manera asertiva, ámate y valórate a ti mism@ y realiza actividades que te hagan sentir satisfecho.
  • Activa tu energía femenina. Tener tonificados tus músculos pubococcigeos es vital. Ejercitarlos con pequeñas contracciones (Ejercicios de Kegel). Eso te ayuda a ser consciente de tus músculos vaginales, a conocer cómo actúan y a conectarte con tu anatomía femenina. Hacer actividades que te conecten con esa energía femenina. Busca aquellas que más llamen tu atención y APÚNTATE.  Permítete prepararte para un encuentro sexual: un baño con música suave o sensual, velas y/o aceites esenciales mientras te masajeas y relajas. Cuando llegue tu amante vas a estar mucho más predispuesta y sensible a cualquier tipo de caricia y roce.
  • Activa tu energía masculina. Ejercitar la musculatura pubococcígea también te va a ayudar. Inspecciona otras partes de tu cuerpo dónde se encienda tu deseo. Cuídate, quiérete y acéptate. El ejercicio te va a ayudar a tu capacidad física. Prepara-te y prepara el encuentro sexual que tu pareja y tu siempre quisisitéis.
  • Imaginación al poder. El cerebro es nuestro órgano sexual más importante, es el cerebro el que dice si algo es placentero y te eriza la piel o no. Cultívalo lee poesía o relatos con un toque erótico. Imagina fantasías sexuales en la que tú seas la/el protagonista, esto hará sentirte especial,  más predispuest@ hacia un encuentro sexual. Esto es muy importante cuando tienes pareja porque todos sabemos que el tiempo y las costumbres hacen caer en la rutina. Ésta es bastante enemiga del deseo sexual, por lo tanto, se atrevida y/o atrevido y juega. Sorprende a tu pareja con lencería sexy, algún juguete erótico que poder compartir o quién sabe si haciendo realidad una de sus fantasías.

Para tener un apetito sexual sano lo que es necesario es principalmente sentirse bien, aceptarse, estar a gusto con la vida y tener confianza y buena comunicación con la persona con la que quieres compartir esos momentos especiales.

Aumenta tu deseo y da fuego a tu pasión. Tenemos dos talleres para trabajar con tu deseo y avivar la llama de la pasión. Infórmate visitando nuestra sección de Talleres. → Ir a Talleres ←