Guarda tus pensamientos

¿ Te ocurre a veces que los pensamientos no dejan de pasearse alegremente por tu cabeza? ¿Te vas a dormir y parece que se congregan todos en tu mente en ese momento para desviarte de tu intención de descansar o de otras cosas?
No te enfades. No te dejes llevar por «joder quiero dormir» o «para ya cabecita».
Agradece cada uno de tus pensamientos porque son un regalo para ti. Son cosas que tienes que gestionar aún.
Guárdalos en cajas:
Caja de pensamientos no urgentes
Caja de pensamientos para el lunes
Caja de pensamientos «no hacer nada con ellos», (de momento)
Caja de pensamientos para cambiar
Puedes poner todas las cajas que quieras…
Inventa una con el nombre » Caja de pensamiento AQUÍ Y AHORA.
Ábrela y respira el aire que sale de ella. Mira,escucha, huele, siente, saborea el momento.
Para las demás cajas elige otro momento, ESTE ES AQUÍ Y AHORA!

Llorar=Vida

» No llores más»

«No llores, esto también pasará»

«Llorar no va a solucionar tus problemas»

«El tiempo lo cura todo, venga no llores»

» Deja ya de llorar»

Cuántas veces hemos oído incluso dicho estas frases. Cuántas veces hemos aguantado las ganas de llorar, porque no era el momento o para que no nos viera nadie.

AL NACER LLORAMOS y si un recién nacido NO llora todos se preocupan y se encienden las alarmas. Llorar es igual a Vida.

Llorar es una manera de expresar cómo nos sentimos: tristes, alegres, nostálgicos… Expresar un montón de emociones que están dentro de nosotros y necesitan salir al exterior.

Además al llorar eliminamos oxitocina, noradrenalina y adrenalina. Estos elementos tienen para el cuerpo el mismo efecto que un analgésico. Y los expertos indican que disminuye la angustia y favorece la relajación. ¿Has sentido alguna vez después de llorar que estás como más liviano?

¿Eres de las personas que no quieren que te vean llorar y te contienes? Es una elección. Te invitamos a que busques un espacio y un momento para dejar salir esas emociones.

¿Te molesta ver o escuchar a alguien a tu lado llorar? Empatiza con esa persona. El mejor consuelo en ese momento es preguntar: ¿qué necesitas? Déjale que exprese y saque su emoción no lo intentes parar.

¿No te es fácil sacar las lágrimas? Escucha tu cuerpo. Relájate y tómate un momento para describir o imaginar esa emoción. Ponte música o una «peli» de esas que te evoquen llorar. No te agobies si aún así no lo consigues, sigue insistiendo: lo lograrás.

No es más fuerte el que menos llora. Ni más cobarde el que lo hace.

Las emociones y el cuerpo nos hablan. No dejes de escucharles.

 

Y si quiere acompañamiento para escuchar y aprender a gestionar tus emociones recuerda que estamos para ello. Pincha Aquí para más información

Creencias ¿qué son?

La creencia se define como un estado de la mente en el que un individuo supone verdadero el conocimiento o la experiencia que tiene acerca de un suceso o cosa.

Las creencias no son ni verdad ni falsas. La creencia es, para quien la tiene, totalmente real. Y la realidad la creamos cada uno, desde nuestros conocimientos, desde nuestras experiencias pasadas, incluso desde nuestras «propias» creencias.

No se trata de juzgar nuestras creencias, ni las de los demás. Hay qué determinar cuáles son nuestras creencias y ver qué efectos hacen en nosotros. Hay creencias que empoderan, que nos dan la motivación y fortaleza para conseguir aquello que deseamos: » voy a conseguir irme de vacaciones» . Igualmente hay creencias que limitan y que hacen que nuestra vida sea complicada o incluso que esos pensamientos impidan que consigamos cosas: » jamás voy a conseguir lo que quiero»

En  las relaciones y en el sexo existen cientos de creencias que nos «limitan»:

  • » Si me quiere bien debería saber lo que me gusta y lo que no»
  • » Juntos para toda la vida»
  • » Necesito a alguien a mi lado para ser feliz»
  • » Sólo tengo orgasmos con la penetración»
  • » Eyaculo enseguida y a mi pareja no la da tiempo a tener el orgasmo»

Podríamos seguir enumerando cientos y cientos de creencias, tanto en las relaciones como en el sexo.

Y tu, ¿ que creencias tienes? ¿Te sientes identificad@ con algunas de ellas?